Autor/a

Chamorro, Margot

A la autora de este libro, Margot Chamorro, le gustaba desde muy pequeña observar todo lo que le pasaba por delante de los ojos: las peleas, el barrendero, el Callejón, los pajaritos que andaban saltando por la Plazuela, el sol, una nube…

Era todo tan hermoso que soñaba con plasmarlo, pero estaban viviendo la guerra del año 36, y no tenía pinturas, ni lápices, ni tan siquiera un trozo de papel.

Un buen día dijo: «querer es poder». Así que, desde entonces, iba a la plaza de Calatrava y buscaba en la basura pequeños trozos de teja con los que dejaba grabadas en el suelo sus fantasías. En invierno la lluvia las borraba, pero, obstinada, las pintaba una y otra vez.

Ya de mayor, fue a la academia Cid a estudiar dibujo, que luego le sirvió para ponerse a trabajar. De la mano de su profesor leyó aquel libro, Chiquillos, de William Saroyan.

Saroyan fue quien la impulsó a poner por escrito todo lo que había vivido. Así nació este, su primer libro. Escribió además narrativa, poesía, teatro, artículos, cuentos y poesía para niños, colaborando en ediciones colectivas, periódicos y revistas, y ejerciendo de cuentacuentos. También pintó óleos y acuarelas que expuso en el Parador Nacional de Tui.

Més informació
Sinopsi

«… entonces ya nada fue igual. El tiempo se rompió en dos, uno fue el de antes de la guerra, y el otro fue el de después».

Sigue viva entre nosotros la memoria de la Guerra Civil, y también la de los largos y crueles años de la postguerra; una época gris y amarga, sobre todo para quienes tuvieron que ver cómo sus ideales quedaban aplastados. Ese es el tiempo roto del que se nos habla en este emotivo libro. Visto a través de los ojos de Margot Chamorro, una niña nacida entre los vencidos, es un relato testimonial que, con su apasionada sinceridad, nos llega directamente al corazón.

Dades bibliogràfiques

Idioma

Castellà

Any de publicació

2019

Pàgines

124

Gènere

ISBN

978-84-120566-1-7

Fem servir cookies. Si continues navegant pel web, entenem que hi estàs d’acord.