Memoria para el olvido

Tiempo: Beirut. Lugar: un día de agosto de 1982

El autor palestino nos transmite las vivencias de un día de agosto de
1982 en Beirut, mientras la capital libanesa era sometida a un durísimo
bombardeo de la aviación israelí, había estallado la guerra civil, y las
milicias palestinas eran forzadas a entregar las armas y abandonar el
país.

Autor/a

Mahmud Darwish

Nació en Galilea, Palestina, en 1942 y murió el 9 de agosto de 2008 en Houston, EE.UU. En 1948, su familia se refugió en Líbano. Al volver a su país, había dejado de ser palestino. En 1961, ingresó en una prisión israelí por abandonar sin permiso su domicilio en Haifa. Sufrió sucesivos encarcelamientos hasta que en 1970 abandonó Israel. Viajó por diversos países socialistas y Egipto. Se instaló en Beirut, donde permaneció hasta 1982. Residió en París, Túnez y Ammán, y, tras los Acuerdos de Oslo, regresó a Ramala, una de las escasas ciudades de la Autonomía Palestina. Ha sido director de la revista Temas palestinos y fundador y director de la revista literaria Al Kármel, además de destacado miembro del Centro de Investigaciones Palestinas y, de 1987 a 1993, del Comité Ejecutivo de la OLP. Su obra poética, muy extensa, es una de las más importantes de la literatura árabe contemporánea. Reeditada periódicamente y traducida a las principales lenguas, la suya es una poesía que simboliza una época y a un pueblo. Mural, el «oratorio para su propia muerte», ha sido representado en varias ocasiones en Palestina, pero fue dos semanas después de su fallecimiento, en 2008, cuando se estrenó una de sus versiones en el Festival Internacional de Edimburgo. Memoria para el olvido es la más importante de sus obras en prosa. Durante la invasión de abril de 2002 de los territorios palestinos, las tropas israelíes destruyeron y saquearon el Centro de Arte Khalil Sakakini y la Casa de la Poesía, así como el propio domicilio de Darwish.

Més informació
Sinopsi

«Mahmud Darwish ha escrito una novela en la que la poesía –insumergible– flota
sobre el vertiginoso torrente de la narración, pero empapándose y
dejándose llevar por él… La traducción –de Manuel Feria– es admirable».

                                    Miguel Sáenz, «De la poesía del olvido», Revista de libros 1998

«Darwish canta con todo su desespero y su corazón el feroz destino de
los suyos, condenados a no tener un país refugio ni, por supuesto, su
propio país. Aunque ha llovido desde 1982, los acontecimientos de 1997
hacen de este texto un documento moral prodigioso por su lucidez. Y,
desde el punto de vista literario, la lucidez se transmuta elegantemente
en delirio de lenguaje. Por ambos conceptos, una memoria inolvidable».

Miguel Bayón, «Crónica desgarrada sobre los palestinos», El País-Babelia, 10/5/97

«Es la semblanza de una generación nacida entre dos negaciones: la de
no poder volver a un país que nunca conoció y la de ser de ningún
lugar. Un pueblo que en cualquier sitio está de más, sin que por ello
deje de ser dueño de una identidad más allá del instinto de
supervivencia, y que nunca creyó que la derrota fuese irremediable».

Valentín Cárdenas, Lateral, mayo 1997

«…historia de un grito sin eco, de una migración masiva y forzada de
unos pájaros heridos. Es la historia de la hemorragia colectiva de todo
un pueblo que dio lugar a la hemoptisis de sus pensadores. Es la
historia de un ser mítico que debería quitar el sueño a los monstruos
que provocaron el genocidio de Oriente Medio. Es la historia de la
“palestinidad”… Darwish da cuenta de todo lo ocurrido, se hace eco de la
memoria palestina, negándole la voz al olvido».

Deissem Ghanem, «Beirut, 1982», Clarín, 1997

«A pesar del miedo, del terror, de los escombros, de los aviones
israelíes arrojando su fuego y mortífero hierro, el poeta no se arredra y
da lugar a unos encadenados pensamientos… sumergidos en lo más hondo de
lo humano».

Iñaki Urdanibia, «Beirut, agosto de 1982», Igandegin, 8/6/1997

Dades bibliogràfiques

Idioma

Castellà

Any de publicació

2002

Pàgines

204

Fem servir cookies. Si continues navegant pel web, entenem que hi estàs d’acord.