Dominación sin hegemonía.

Historia y poder en la India colonial.

Autor/a

Guha, Ranajit

Ranajit Guha nació en 1923 en la antigua provincia británica de Dacca
en Bengala. En 1959 emigró a Reino Unido donde fue profesor en la
Universidad de Sussex. Es considerado el autor más destacado del grupo
de los llamados Estudios Subalternos, que desarrolló su actividad
durante buena parte de la década de 1980. Entre sus trabajos más
importantes, además de la presente obra, se encuentra su monumental
estudio sobre las revueltas campesinas bajo la dominación británica:
Elementary Aspects of Peasant Insurgency in Colonial India. En
castellano se pueden leer algunos de sus artículos incluidos en Las
voces de la historia y otros estudios subalternos (Barcelona, Crítica,
2002), así como su obra seminal publicada por esta editorial, Una ley
agraria para Bengala. Los comienzos de la dominación británica en la
India (Madrid, Traficantes de Sueños, 2017).

Més informació
Sinopsi

¿Qué es el colonialismo? ¿Qué es un Estado colonial? Con estas
preguntas se inicia la investigación de este libro ya clásico de los
Estudios Subalternos. Ranajit Guha muestra aquí cómo el Estado colonial
en el subcontinente indio, y en general en casi todas las viejas
colonias del siglo XIX, fue esencialmente diferente del Estado burgués
metropolitano. La burguesía pudo imponer su dominio en Europa, y
específicamente en Inglaterra, mediante una combinación de coerción y
persuasión. Al final de este proceso, la ideología liberal democrática
convirtió al Estado metropolitano en algo parecido a un representante
legítimo de los intereses de la sociedad civil, identificando ésta con
la nación y la nación con el Estado. Esta forma de Estado resultaba sin
embargo imposible en la India, donde se debía aplicar un elevado nivel
de violencia a fin de sostener al Raj. La singularidad del Estado
colonial en el subcontinente indio descansaba precisamente en esta
paradoja: era una autocracia sostenida en Oriente por la principal
democracia liberal burguesa de Occidente. Este Estado no hegemónico era
incapaz de asimilar la sociedad civil de los colonizados.

Guha, sin embargo, no se detiene en la denuncia histórica de las
élites británicas y del imperialismo. Extiende la crítica a sus
sucesores: las élites indias y el Estado nación indio. A partir del
análisis de los discursos historiográficos coloniales y nacionalistas,
demuestra la innegable continuidad con el régimen colonial. Los
dirigentes nacionalistas, hasta hacía poco colaboracionistas, emularon a
la burguesía metropolitana arrogándose la representación de toda la
nación, con el objetivo explícito de evitar todo atisbo de lucha de
clases. Al dejar fuera a campesinos y trabajadores, en la India se
reprimió otra voz, una voz subalterna que correspondía a una gran parte
de la sociedad, y cuyo antagonismo la burguesía nacionalista trató de
neutralizar más por medio de la disciplina que de la persuasión. En este
caso también, Guha demuestra cómo los dirigentes indios y el nuevo
Estado no consiguieron salvar la principal contradicción del Raj
británico, la de una dominación sin hegemonía.

Dades bibliogràfiques

Idioma

Castellà

Any de publicació

2019

Pàgines

270

Gènere

ISBN

978-84-120478-3-7

Llibres d'altres editorials​

Fem servir cookies. Si continues navegant pel web, entenem que hi estàs d’acord.