Hipnagogia

Emboscado de sí mismo, escéptico hasta del escepticismo, irónico por pura delicadeza, dandy claroscuro, Carlos Trujillano era el hombre hipnagógico

Autor/a

Carlos Trujillano

Més informació
Sinopsi

Emboscado de sí mismo, escéptico hasta del
escepticismo, irónico por pura delicadeza, dandy claroscuro, Carlos Trujillano
era el hombre hipnagógico. Porque
aquel que desplaza el ansia insuperable de absoluto en su huida permanente
hacia el horizonte, aquel que concilia la languidez del noctívago y la abrasión
de la luz diurna, aquel es un hombre hipnagógico. Como sus poemas, basculando
entre el deseo de noche y el deseo de día, saturados de ira y duda, rabia muda
y sueño cerrado: “el día y su idioma de
mercadería, la noche y su liturgia bajo piedras y labios”
.

Tersa es la noche como una garganta

mientras ofrezco mi pecho a los astros

y alguien canta con trémula voz felina

 

En las ventanas iluminadas un teatro de sombras

 

Noche que querría interminable

mientras súbitamente se incendia la cabellera

del penúltimo fósforo en las manos del ahogado

ahora que el piano con titubeantes pasos

se inclina a orinar dulcemente en la penumbra.

Dades bibliogràfiques

Idioma

Castellá

Any de publicació

2016

Pàgines

48

Temàtica

Gènere

ISBN

9788494469664

Fem servir cookies. Si continues navegant pel web, entenem que hi estàs d’acord.