Txalaparta

Desde tiempos antiguos, la txalaparta es un instrumento popular vasco de percusión, utilizado como medio de comunicación, de diversión, de expresión comunal. Hoy día, Txalaparta es también el nombre de una editorial vasca, libre e independiente.

Comprometida desde Navarra con la soberanía cultural e informativa de nuestro país, Euskal Herria. Y desde nuestra pequeña aldea patria apostamos por un planeta solidario y diverso.

Pretendemos ser altavoz de cualquier creación literaria que mejore la relación entre los pueblos del mundo, que ayude a transformar la realidad, que guarde la memoria histórica, que abra caminos a la diversidad, a las utopías… Editamos unos 40 libros año, principalmente en euskera y en castellano: literatura vasca y universal, ensayo político e histórico, crítica social; clásicos de la izquierda, enciclopedias de historia…

Nuestra particularidad más destacable consiste en la amplia base de lectores y lectoras que sostienen el proyecto Txalaparta y lo apoyan mediante la suscripción a alguna de nuestras colecciones. Bajo el nombre de «Editores Independientes», trabajamos y editamos conjuntamente con varias editoriales amigas de distintos países, (ERA de México; LOM de Chile; Trilce de Uruguay) para garantizar la libertad y diversidad editorial frente al monopolio y el pensamiento único. Pertenecemos también desde su fundación a la Alliance Internationale des Editeurs Indépendants.

Adreça:
San Isidro, 35 1a, Tafalla, Espanya - 31300
Email:
web@txalaparta.eus
Telèfon:
948703934

Dignidad o muerte

“Decolonizar la filosofía. Un lema que cada vez escuchamos más.Sin embargo, ¿qué incluye, qué engloba? Norman Ajari da un ejemplo de ello, aldespejar los límites de la noción de dignidad que ha prevalecido en Europadesde la Modernidad”.Séverine Kodjo-Grandvaux – Le…
Més informació
2
3

La consulta

El 20 de noviembre de 1984 Santi Brouard es asesinado en su consulta de Bilbao. El director general de Seguridad…

Dorregarai

Miles de vascos y vascas se han echado al monte durante los últimos dos siglos. Testigo de sus andanzas ha…

Fem servir cookies. Si continues navegant pel web, entenem que hi estàs d’acord.